Miguel Cabrera quiere disfrutar Venezuela

"Lamentablemente en los últimos tres o cuatro años no he podido ir mucho a Venezuela, salvo los encuentros de mi fundación, debido a la situación en Venezuela, que es bastante difícil"

cabre

El 20 de junio de 2003 un joven Miguel Cabrera hizo su debut en las mayores con los Marlins de Florida. 14 años después el venezolano acumula cuatro títulos de bateo, dos premios al Jugador Más Valioso de la Liga Americana, siete bates de plata, 11 Juegos de Estrellas y en 2012 alcanzó la Triple Corona de bateo. Sin embargo el slugger piensa que no ha podido disfrutar su país como quisiera por la difícil situación que atraviesa.

“Lamentablemente en los últimos tres o cuatro años no he podido ir mucho a Venezuela, salvo los encuentros de mi fundación, debido a la situación en Venezuela, que es bastante difícil. El ir al país es un plan de corto plazo, una semana o dos, y uno no puede disfrutar su país como antes. Pero a la gente le emociona. Uno necesita de su tierra. La gente se siente orgullosa de lo que uno ha hecho en Estados Unidos y que sea de Maracay, de Venezuela”, afirmó Cabrera al reportero Enrique Rojas de ESPN. El primera base de los Tigres de Detroit lidió en sus últimas visitas al país con la polémica de la destitución de Omar Vizquel como mánager de la selección de Venezuela que participó en el pasado Clásico Mundial de Beisbol y sus declaraciones fueron tomadas en cuenta como capitán del combinado.

Cabrera con los Tigres de Aragua jugó seis finales de la LVBP y alcanzó cuatro coronas. El paleador describió la experiencia de estar en las cuevas de un equipo en Venezuela y en Grandes Ligas: “Es muy diferente. Son dos mundos, dos tipos de beisbol muy diferentes. Allá jugamos más arriesgado. En Estados Unidos se juega con más cautela y más apegados a las reglas. Son diferentes. Pero sigue siendo beisbol y al final del día uno tiene que ponerle el sabor de la tierra de uno, y eso es lo que nos hace diferentes”. El criollo apuntó que las celebraciones deben ser con respeto en cualquier pelota, aunque ahora los más jóvenes son más eufóricos. “Antes uno celebraba de una manera y de inmediato recibía el mensaje de un jugador más veterano que decía que no hiciera mucho eso y que uno tenía que ganarse eso, ganarse el respeto para celebrar sin ofender a nadie. Pero ahora es otra pelota, la gente tiene que entender que estamos viviendo otra era. Hay muchos peloteros jóvenes que quieren sobresalir y que celebran, y esas cosas. No critico eso, pero les pido que celebren lo que tengan que celebrar, pero con el debido respeto”.

El pelotero de 34 años de edad también habló sobre su trabajo con los medios de comunicación: “Nunca me he sentido cómodo hablando inglés. No me siento cómodo dando entrevista en español. Nunca me he sentido cómodo frente a una cámara, frente a un micrófono, frente a una grabadora. Me ha costado toda mi carrera hacer eso y siempre trato de mantenerme al margen de eso, pero el periodista latino tiene más sentimientos hacia los peloteros de su tierra. No es que los protejan más, pero al hablar o escribir de los latinos, se siente orgulloso de lo que están haciendo. El norteamericano lo hace por trabajo, por crear una polémica”.

La carrera del venezolano apunta a la inmortalidad del Salón de la Fama, pero Cabrera trata de no darle importancia a eso en este momento: “En realidad no pienso en eso. Me gusta mantener las cosas simples. Prefiero mantenerme bajo perfil y pasar desapercibido. Tocará el tiempo de ver lo que uno ha hecho, una vez termine mi carrera”.

Fuente: Meridiano

Loading...

COMENTA! DI ALGO! LO QUE SEA!