Cien años de soledad, cinco décadas de éxito

La obra maestra de Gabriel García Márquez cumple hoy 50 años de su primera edición. Gabo empleó 18 meses de su vida para escribir el libro. El texto fue dividido en siete capítulos, 138 mil 54 palabras, con el uso de 15 mil 827 vocablos diferentes

100

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”. Con estas 28 palabras Gabriel García Márquez conjuró el éxito de su obra maestra.

Cien años de soledad, la clásica obra de la literatura mundial cumple hoy 50 años. Las 351 páginas de la primera edición del 30 de mayo de 1967 tuvieron una tirada inicial de ocho mil ejemplares, que se agotaron en pocas semanas y que estimularon a la editorial a lanzar otros 10 mil con igual destino. Cincuenta años, 40 idiomas y millones de lectores.

Gabo empleó 18 meses de su vida para escribir el libro. El texto fue dividido en siete capítulos, 138 mil 54 palabras, con el uso de 15 mil 827 vocablos diferentes.

En 1969, Cien años de soledad obtuvo el premio Rómulo Gallegos en Venezuela, en 1972 ganó el premio al Mejor Libro Extranjero en Francia, en 1982, Gabriel García Márquez fue designado Premio Nobel de Literatura por esta obra, en 2007 la Real Academia de la Lengua Española publicó una edición académica del libro y para 2014 ya se habían vendido 30 millones de ejemplares en el mundo.

Lo más reciente

En el día de su celebración, se conoce que García Márquez publicó siete capítulos de Cien años de soledad días antes de terminar la novela en agosto de 1996 y sin haber firmado el contrato editorial con la firma Sudamericana que publicó esta obra.

Según indica el diario español El País, “los siete capítulos se publicaron en periódicos y revistas que circulaban en más de 20 países. Representan más de un tercio de la novela, que en total tiene 20 capítulos”.

Se sabe que actualmente no hay copias de los capítulos en el archivo personal de García Márquez en el Harry Ransom Center en Texas, que almacena su legado. Así que para encontrar su rastro hay que visitar bibliotecas en Francia, Estados Unidos, Colombia y España.

Este mismo medio señala que “los capítulos cayeron en el olvido porque se creía que eran idénticos a los publicados en la primera edición de 1967 de la novela”. Sin embargo, “la comparación de las versiones descubre una realidad diferente. Desde la primera página hay cambios en el lenguaje, la estructura, la ambientación y la descripción de los personajes”.

Realismo mágico

El tratamiento de la realidad en los libros de García Márquez, especialmente en Cien años de soledad, recibió el nombre de realismo mágico. En el libro de Plinio Apuleyo, El olor de la guayaba, Gabo refutó esa hipótesis, argumentando que “no hay en mis novelas una línea que no esté basada en la realidad”.

Además, recordó que la vida cotidiana en América Latina demuestra que la realidad está llena de cosas extraordinarias. “Después de escrito Cien años de soledad, apareció en Barranquilla un muchacho confesando que tiene una cola de cerdo. Basta abrir los periódicos para saber que entre nosotros cosas extraordinarias ocurren todos los días. Conozco gente del pueblo raso que ha leído Cien años de soledad con mucho gusto y con mucho cuidado, pero sin sorpresa alguna, pues al fin y al cabo no les cuento nada que no se parezca a la vida que ellos viven”.

Última traducción

Dentro de las actividades destacadas para conmemorar los 50 años de Cien años de soledad, una de las más importantes se realizó en China que celebró el quincuagésimo aniversario de la publicación y presentó la traducción al mandarín de otro de sus libros más populares, Relato de un náufrago.

Fuente: La Verdad

Loading...

COMENTA! DI ALGO! LO QUE SEA!