El día de Jackie Robinson, el homenaje al coraje de un hombre

Todos vestirán con el número 42 en honor a Jackie Robinson quien vistiendo ese número rompiera las barreras del color un día como hoy en 1947, hace 70 años.

Lo único que ya sabemos de la jornada de las Grandes Ligas de este 15 de abril es que no podremos distinguir a los jugadores cuando estén de espaldas, pues todos vestirán con el número 42 en honor a Jackie Robinson quien vistiendo ese número rompiera las barreras del color un día como hoy en 1947, hace 70 años.

Nacido en el estado sureño de Georgia, en 1919 y en el seno de una familia de peones de campo, Jack Roosevelt Robinson conoció pronto la hostilidad que generaba la raza: él y sus cuatro hermanos eran los únicos niños negros de la cuadra.

Corrían los días en los que todos los espacios (baños, buses, bebederos, colegios) estaban duplicados para que los negros no estuvieran en los lugares de los blancos.

Fue en ese entonces cuando Branch Rickey tuvo una idea que cambiaría la historia para siempre; el gerente deportivo de los Dodgers de Brooklyn decidió buscar un jugador de las Ligas Negras para incorporarlo al equipo.

No podía ser cualquier jugador, pues su responsabilidad estaría más allá del diamante y así se lo hizo saber; Rickey tenía miedo de que las agresiones que podían ocurrir dentro y fuera del terreno, basadas en el color de piel, le hicieran perder su temperamento. “Quiero un jugador que tenga las agallas de no responder a los ataques”, dicen que le exigió a Robinson antes de darle su camiseta blanquiazul.

Los historiadores consideran el instante en el que Robinson emergió por el túnel del estadio Ebbets Field en Brooklyn, el momento de la caída simbólica de la barrera segregacionista en el béisbol. Rickey tenía razón.

33207289134_2f919915e9_z

Hubo violencia verbal durante los partidos y tensión dentro de su propio vestuario, casi en igual medida, por la presencia de Robinson. Algunos rivales amenazaron con hacer huelga si él salía a jugar, otros lo llamaron nigger (negro) un término tremendamente ofensivo en el mundo anglosajón.

Robinson se mantuvo estoico

A medida que pasaba el tiempo los compañeros de equipo de Robinson armaron una defensa para él, principalmente dos de ellos: Eddie Stanky, segunda base de los Dodgers, y el campocorto Pee Wee Reese.

Durante un juego en Cincinnati, Reese respondió a los abucheos del público con una señal de apoyo a Robinson poniendo su mano sobre el hombro del 42 mientras miraba desafiante a la tribuna. Un gesto simple pero radical, que quedó inmortalizado en bronce en una estatua en Brooklyn, cerca del antiguo estadio que muestra a Robinson y Reese en esa suerte de abrazo.

Durante diez temporadas (nueve en la segunda base), Robinson llegó a participar en seis series mundiales y fue una pieza clave para el título de los Dodgers de 1955.

En 1949 fue el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional (el primer afroamericano en conseguirlo) y 13 años después ingresó al Salón de la Fama.

33207289004_71da4dd85b

El homenaje

Antes de que existiera el día de Jackie Robinson, el 42 se convirtió en el único número retirado del circuito de beisbol profesional en Estados Unidos como recordatorio y condena para el racismo del pasado. En 1997 a 50 años del debut de Robinson y ya en vigencia el retiro del número, Ken Griffey Jr. jugaba con los Marineros y solicitó usarlo ese 15 de abril como un gesto: “era mi manera de decir gracias”.

Nunca imaginó lo que eso significaría años después; en ese momento recibió permiso de Rachel Robinson y la Fundación Jackie Robinson para utilizarlo ese único día.

En enero de 2007 el entonces comisionado de las Grandes Ligas Bud Selig recibió una llamada: era Griffey Jr. pidiendo permiso para usar el 42 el 15 de abril de ese año para honrar a Robinson. Griffey Jr. usó como argumento la historia y el impacto que Robinson causó.

Por supuesto el permiso fue concedido y con Griffey utilizando el número fueron más de 150 peloteros los que se animaron a hacerlo, instaurando así una tradición que se mantiene hasta la fecha.

Fuente Meridiano

Loading...

COMENTA! DI ALGO! LO QUE SEA!