¿Y quién se atreve a invertir en Venezuela? Esta buenota reina brasileña del fitness

Alice Matos trajo su línea de ropa LABELLAMAFIA a Venezuela

En estos tiempos de crisis y de tanta inestabilidad económica, muchos creen (incluyéndonos) que es necesario estar loco, trastornado o, mejor dicho, tener problemas mentales para invertir en Venezuela. Pero hay otro sector que sí confía en poner parte de su capital en este país, en medio del desastre que se está viviendo.

En este último grupo cabe la brasileña Alice Matos, una famosa reina del fitness alrededor de todo el mundo. Es periodista y viaja por todo el globo terráqueo con sus curvas peligrosas e incalculables cuadritos en el abdomen, además de dos una cara hermosa y el volumen perfecto.

Ella tiene una línea de ropa y accesorios deportivos para mujeres y hombres llamada LABELLAMAFIA, la misma que trajo a nuestro país hace algunos meses y por la que hace par de días estuvo en Caracas para inaugurar su tienda en el centro comercial caraqueño Plaza Las Américas.

Primer entrenamiento aquí en Venezuela 💪❤️ #IAMUNBROKEN @labellamafiave

Una foto publicada por Alice Matos (@alicematoss) el

Previamente, a finales de 2015, estuvo en Maracaibo en el centro comercial Lago Mall, donde compartió con sus fanáticos, regaló algunas prendas y le dio el visto bueno a la tienda Sport Running, que desde ese momento empezó a mostrar la mercancía de LABELLAMAFIA en sus vitrinas, a la vista del público marabino, aprovechando la onda del fitness que llegó a Venezuela para quedarse.

¿Le irá bien a Matos en Venezuela? Bueno, al parecer no tiene de qué quejarse porque sigue viajando siempre y su agenda aparentemente está más copada que nunca. Debe estarle yendo bien aquí pese a que sus productos tengan un precio elevado por tener su nombre.

hasta luego Aruba, fue un placer conocerte ✨☀️ @labellamafiaworldwide

Una foto publicada por Alice Matos (@alicematoss) el

Ella, como es de esperarse, es la propia modelo de su marca. Claro, y con ese cuerpo ¿cómo no? La línea de ropa es bastante seria, incluso tiene página web con fotos de ella por todos lados y en la cuenta de Instagram de la marca, además de estar verificada, tiene nada más y nada menos que casi 565 seguidores. Una pelusa, ¿no?

Por si fuera poco, en la página de Facebook cuenta con más de un millón 100 mil likes y la siguen más de un millón de personas. En Twitter no cambia mucho la cosa, ahí tiene 15 mil seguidores y un pelo más, casi 16 mil.

If it is important to you, you will find a way. If not, you will find an excuse. Have a great week👊!

Una foto publicada por Alice Matos (@alicematoss) el

Este bomboncito es toda una figura pública, aclamada por quienes quieren vivir una vida saludable y llena de músculos y cuadritos. Es querida por hombres y mujeres que la siguen a diario en sus redes sociales personales, donde tiene una especie de diario de su vida privada. Siempre monta fotos y videos de lo que está haciendo o de lo que está próxima a hacer.

En su cuenta de Instagram a menudo sale en traje de baño y mostrando casi toda su humanidad, así que puedes darte una pasadita cuando quieras, pillín. Allí tiene un millón 500 mil y pico de seguidores. En pocas palabras, los que tenemos tú y yo multiplicados por ocho mil, más o menos.

Happiness is the highest form of health. ❤️ #fridayfeeling #fbf

Una foto publicada por Alice Matos (@alicematoss) el

En su página en Facebook, en la que se categoriza como un personaje público y una entusiasta del fitness, tiene más de 280 mil likes e igual cifra aproximada de suscriptores.

La cuestión es que a un venezolano que quiera empezar a asistir a un gimnasio o a cualquier lado para ejercitarse le alcancen la plata y el sueldito para comprarse ropa de LABELLAMAFIA. Al menos en la página web las franelas, que hay para entrenar y para vestir de manera casual, no bajan de los 39 dólares. Y algunas llegan a los 69. Al cambio de hoy, viernes 09-12, la franelita más barata ($39) tiene el “bajo” precio de 166.023 bolívares. Pero claaaaro, ese cambio es al dólar negro de Dólar Today, al real. Imagínate que la más cara, esa que llega a 69 dolaritos, hace 293.733 bolívares a 4.257 Bs. por cada billete verde.

Así que… te deseamos suerte, Alice, pero nosotros nos vamos a donde compran los pobres porque, como dicen por ahí, la masa no está pa’ bollo.

Loading...

COMENTA! DI ALGO! LO QUE SEA!