“Así como se puede ir al cine, también se puede ir al estadio”

Oscar Prieto Párraga, presidente de la LVBP, se pasó de iluso

Luego de que el fanático venezolano pegara el grito al cielo tras mirar los precios de las entradas a los estadios de los diferentes equipos de la LVBP, el presidente de la liga, Oscar Prieto Párraga, habló al respecto de manera fantasiosa en el espacio televisivo Primera Página.

El ejecutivo comparó agua y aceite. Se atrevió a comparar ir al cine con ir a un parque de béisbol en cuanto al tema económico.

“Así como se puede ir al teatro o al cine, también se podrá ir al estadio”, dijo Prieto Párraga, “habrá que saberse administrar, pero sí se puede”.

Oscar Prieto Párraga, presidente de la LVBP
Oscar Prieto Párraga, presidente de la LVBP

No, señor cascarrabias. No es lo mismo. Sencillamente porque una sala de cine no tiene distintos precios por sectores, no debemos pagar más si queremos sentarnos arriba o donde prefiramos. Una entrada al cine en una sala normal en cualquier asiento no cuesta 9.880 bolívares o algo siquiera cercano a eso. Esa abrumadora cantidad, que representa 44 por ciento del salario mínimo (22.576,50), deberá multiplicarla por dos si va con su pareja, por más si va con una familia completa y ni hablar si no tiene carro propio y va a transportarse en taxi.

Por cierto, esa suma de 9.880 bolívares es la entrada más cara del béisbol nacional para esta temporada 2016-2017. Pertenece a los asientos más exclusivos de Leones del Caracas en el Universitario.

¿A qué se refiere Prieto Párraga cuando sugiere “saberse administrar”? ¿A dejar de comer para ir al estadio? ¿A dejar de pagar deudas para ir al estadio? ¿A dejar de pagar los servicios básicos para ir al estadio? Porque esa es la vida del ciudadano que patea a diario las calles del país.

Seguro te interesa: Crisis económica arropa al béisbol venezolano: A puertas cerradas y sillas vacías

No conforme con tener que pagar un realero para poder entrar y sentarse a ver el espectáculo que año a año tenemos a lo largo del territorio nacional, tendrá que debatirse entre pasar los nueve innings o más con la boca abierta, llenándose de aire, o gastar aun más en chucherías, refrescos o cervezas y quizás un perro o unos tequeños. La crisis del venezolano se traslada a todas partes cual nube negra y un parque de pelota no iba a ser la excepción.

El mandamás del torneo local también habló del alivio que representó que el Gobierno nacional, a última hora, aprobara la adquisición de divisas a precio preferencial para poder cubrir todos los gastos relacionados al campeonato.

“Sin las divisas era imposible jugar un campeonato medianamente aceptable” fueron las palabras de Prieto Párraga, quien agradeció el hecho de entender que era menester ayudar a la liga con los dólares, debido a que no solo se usan para la importación de peloteros, sino hasta para la tierra que se emplea en los campos.

Tembién repitió lo que es una posibilidad soñada por muchos fanáticos y equipos completos: que los grandeligas se uniformen para prepararse para el Clásico Mundial de Béisbol, algo que aparentemente será una realidad.

“Los jugadores quieren sacarse la espinita del Clásico anterior”, aseguró recordando la penosa eliminación que sufrió la Venezuela dirigida por Luis Sojo, en primera ronda del evento de 2013. “Si todas las estrellas vienen a jugar, tendremos un campeonato de primera”.

Finalmente se podrá realizar un torneo que acarreó mucha expectativa e incertidumbre desde el último out de la Serie del Caribe pasada por los problemas económicos que azotan al país. Todo bien con los importados, todo bien con los técnicos, los dólares y todo, pero los equipos deberán seguir échandole coco a cómo solventar el asunto de la poca afluencia a los estadios, problema que este año se acrecentaría notablemente.

Loading...

COMENTA! DI ALGO! LO QUE SEA!