Crisis económica arropa al béisbol venezolano: A puertas cerradas y sillas vacías

Se necesita un realero para ir al estadio

Los tiempos en los que ir al estadio era un pasatiempo, una manera de olvidarnos de todo y vivir alrededor de dos horas y media en un ambiente meramente beisbolero de risas o tristezas, de gozadera, tristeza y discusión sana en las gradas, sillas o laterales cada día parecen ser mayor parte del pasado que del presente.

Ir a disfrutar de tu equipo favorito en el Universitario, en el José Pérez Colmenares, en el Antonio Herrera Gutiérrez, en el José Bernardo Pérez o en cualquier otro parque del béisbol profesional venezolano pasó de ser una diversión en la que gastabas poco a ser un lujo en el que se te puede ir una quincena —o más— completa.

Cuando este jueves comience la temporada 2016-2017 de la LVBP, la afluencia será seguramente alarmante. Ya lo fue el año pasado. En una Venezuela que pasa por una crisis económica de bolsillos ahuecados, disfrutar del pasatiempo nacional es cuestión de uno por 29. ¿Cómo así? Fácil: Al mes, un día al estadio (si acaso) y 29 en casa, pillándolo por el televisor.

Si la entrada más cara para ver a Leones está en 9.880 bolívares, ¿qué quedará para el padre de familia que tiene bajo su ala a tres chamos fanáticos del béisbol y del equipo capitalino, con ansias de ver un Caracas-Magallanes? El personaje casi mítico llamado “sueldo mínimo”, con 65.056,60 barras de vida, se verá altamente afectado y desgastado si te acompaña al parque de pelota, donde además es usual que consumas tequeños, refrescos, cervezas, chucherías y hasta un perro, sin contar lo que debes disponer para los taxis si no tiene vehículo propio o una cola.

Vamos con una comparación…

Estos son los precios del Caracas para esta temporada:

LEONES

Ahora veamos los del año pasado del mismo club:

CRI-ZzxWwAA5dUi

Tomemos los precios más altos de ambas campañas y vamos a compararlos. En la 2015-2016, el boleto más costoso se llevaba consigo el 27.0 por ciento de los 7.421,68 bolívares del salario mínimo de entonces, sin incluir el cestaticket o tarjeta de alimentación. Ahora el más caro te aniquila el 44.0 por ciento de los 22.576,50 bolívares de la actual tasa.

Para más colmo, siguiendo la comparación, el ticket más elevado aumentó casi cinco veces con respecto al que en la 2015-2016 te hizo pegar el grito al cielo. Una pelusa.

Un caso bastante particular es la comparativa entre Caribes de Anzoátegui y Águilas del Zulia, un reciente campeón y uno que tiene una sequía importante. Ambos conjuntos tenían precios similares para la zafra anterior. Como podrás ver a continuación, apenas una ligera diferencia separaba las entradas más caras para “otros juegos” (“juegos B” en el caso de la tribu), es decir, con rivales que no se llamen Leones o Navegantes.

Caribes:

CQztVfSWoAQSzb0

Águilas:

6tag-264979365-1087667407767747106_264979365¿Procesado? Bien, ahora vamos con los fresquesitos de esta temporada.

Caribes:

Ct9Q5n-XEAApDOv

Águilas:

Águilas

La más costosa a “otros juegos” del Zulia pasó de 670 bolívares (9.2 por ciento del salario mínimo de entonces) a 4.700 (21.0 por ciento del mínimo actual). Multiplicó su valor pasado, en pocas palabras, por siete.

En cambio, los aborígenes, con los tickets más baratos para esta campaña, pasaron de cobrar 650 a 2500 (11.0 % del sueldo) para los mejores asientos del Alfonso “Chico” Carrasquel, un aumento considerable dada la inflación que azota al país, mas no agobiante ni excesivo.

Algo que puede resultar atractivo y, hasta cierto punto, más asequible para el fanático es lo que hizo Tiburones de La Guaira. El equipo litoralense sacó a la venta “combos” de entradas al Universitario. No es que sean una “ganga”, porque no lo son, pero puede ser mejor que comprar juego por juego. Te los presentamos aquí, pero hay más info en su página web:

combos-2016-17

Cardenales de Lara fue más lineal y las suyas más caras no discriminan por equipos. Los dos mejores asientos valen igual ante cualquier oponente:

CARDENALES

Y ya fanáticos de los pájaros rojos muestran su inquietud:

Pese a que falta NADA para que inicie la zafra, aún Bravos de Margarita, Navegantes del Magallanes ni Tiburones han hecho públicos los precios de sus boletos.

Esta puede ser una temporada negra en cuanto a afluencia a los parques, algo que ya disminuyó considerablemente el año pasado. El béisbol venezolano será, para muchos, un oasis televisivo.

¿Cómo harás tú para disfrutar del béisbol? ¿Cómo resolverás? Únete a la conversación y déjanos tu impresión.

Loading...

COMENTA! DI ALGO! LO QUE SEA!